Gracias 2020 – II

Este año ha sido removido, lleno de cambios, imposiciones y angustias.
Gracias por todas ellas, porque me han hecho crecer.

En este año mi vida ha cambiado radicalmente.
En 2019 tenía unos proyectos, hoy tengo otros.
Nuevos proyectos en los que creo,
proyectos que darán vida,
que nos permitirán construir la Utopía
en mitad de este imperio mortal y moribundo.
Proyectos que me dan esperanza.
Para que nazcan estos proyectos nuevos,
los viejos tenían que morir.
Gracias 2020 por matarlos,
por obligarme a empezar de nuevo.

Para que lo nuevo pueda nacer,
lo viejo tiene que morir.
Y para que pase, tiene que temblar el mundo.
Gracias por este temblor,
por abrir brechas en las que puede nacer nueva vida.

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *