¿Qué mundo quieres respirar?

Me uno con amor, fuerza y rebeldía en contra de una HUMANIDAD OPRIMIDA por un sistema que se aleja cada vez mas de las leyes naturales y de la vida.

Me niego a alimentar con mi energía un sistema injusto y desequilibrado que no me devuelve nada sincero, ni amoroso, ni valioso, ni nutritivo. Un sistema parasitario que utiliza la energía vital para crear cosas muertas y superficiales en nombre de nuestro bienestar.

¿Alguien nos ha preguntado que necesitamos para sentirnos bien?

Nos tapan la boca y deciden por nosotras. Pero esto no es nada nuevo. Es una amplificación de lo de siempre, la mascarilla es una evidencia física, visible y tangible de lo que ya estaba funcionando. ¿Seremos capaces esta vez de verlo y hacer algo al respecto? ¿O cuántas veces nos hará falta hasta aprender la lección?

Quiero vivir dignamente y no muerta en vida como un zombie.

Empecemos a diferenciar entre Responsabilidad y Obediencia.

¿De qué quieres responsabilizarte? ¿Qué mundo quieres respirar?

Yo quiero responsabilizarme en participar en la creación de un mundo coherente con las leyes de la naturaleza donde el ser humano no queda fuera, porque forma parte de la naturaleza de este mundo.

Un mundo formado por seres humanos que se hacen cargo de lo que son, que se hacen cargo de su poder creativo, de su poder para cambiar, de su libertad para elegir.

Un ser humano consciente y responsable de sus propios actos.

Un ser humano valiente y humilde para admitir que no sabe, que se ha equivocado, que lo ha hecho mal, que tiene miedo. Un ser humano sensible y sensibilizado con lo que le rodea. Un ser humano integrado e integrador. Un ser humano sano.

Un mundo que aprenda a sostener el dolor de una humanidad perdida y desorientada por tantos años lejos de su propia esencia.

Quiero respirar en un mundo saludable, acogedor, habitable, amable y respetuoso con todos los seres.

Quiero otra forma de economía, quiero otra forma de educación, quiero otra forma de convivencia, quiero otra forma de relaciones, quiero estar sostenida por otras estructuras…

Y quiero hacerlo junto a ti que me ayudas a ver lo que no quiero ver de mí, que me ayudas a ver los obstáculos que me pongo para no ser feliz, para no generar el mundo que quiero ver y caer en los mismos errores de siempre. Que me ayudas a crecer y evolucionar. Porque sola es imposible.

Un abrazo a toda la humanidad dolida.

Publicaciones Similares

Un comentario

  1. bonita reflexion, creo que este virus puede servir como trampolin para despertar nuestra conciencia divina dormida o para vivir como borregos de una elite que ha impuesto el miedo a morir, el miedo a sufrir, somos un simple experimento para medir la capacidad de reaccion del ser humano, para comprobar hasta donde son manipulables. viviamos en una sociedad consumista y materialista, en una sociedad donde la tecnologia prevalece sobre la simplicidad de ser, niños desde los 8 años con moviles de ultima generacion, con 14 o 15 años ya son influencers en tik tok o instagram, ya tienen pareja, etc etc. entonces este virus puede hacernos reflexionar sobre el modelo de sociedad que hemos creado y como nos gustaria vivir, si pendientes de las redes sociales o como seres sociales, dando prioridad a los valores humanos y no permitiendo que el miedo borre la sonrisa, la alegria, la luz, vivir en lo posible como seres espirituales al servicio del amor, sin apegarnos a este mundo pasajero, como si este fuese nuestro hogar, siendo solidarios y empaticos con el sufrimiento de la humanidad, con el dolor, con las injusticias pero sin dejar de ser servidores del amor.

Responder a angelfransan Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *